Estudiantes de primer año de Ingeniería y Ciencias comenzaron el año con actividades interactivas

La jornada fue organizada por el Centro de Apoyo a la Enseñanza y Aprendizaje y el Instituto de Ciencias Básicas.

IMG_0023 Desde enero de este año que el Centro de Apoyo a la Enseñanza y Aprendizaje (CAEA) y el Instituto de Ciencias Básicas han trabajado en distintas instancias para darle la bienvenida a los nuevos alumnos de las carreras de la Facultad de Ingeniería y Ciencias. Desde el 1 de marzo al próximo lunes se han estado realizando clases de inducción y talleres para asesorar a los nuevos alumnos sobre distintos aspectos de la vida universitaria como estrategias de estudio, manejo de la ansiedad y trabajo en equipo.

Después de clases con profesores y ayudantes del Instituto de 8.30 a 16 hrs., se realizó una charla donde estudiantes de años superiores entregaron consejos y sus testimonios de sus primeros años en la universidad a través de grabaciones tipo vlog. Además, los novatos pudieron hacer diversas consultas y preguntas a los tutores del Centro sobre cómo sobrellevar la reprobación de un ramo, dónde encontrar información sobre ciertas cátedras, ente otros temas.

Para finalizar se realizaron actividades integrativas con la finalidad de poner en práctica, en un contexto lúdico, colaborativo y participativo, valores tales como la autogestión, la empatía y la comunicación, entre otros (ver galería de fotos).

Una de las dinámicas más destacadas fue la creación de un vehículo con propulsión propia a partir de distintos elementos que dispuso el CAEA. Con una botella, un globo y unas tapas los alumnos tuvieron que ingeniárselas para armar un auto que pudiese luego competir en una pequeña carrera. Según el director del Centro de Apoyo a la Enseñanza y Aprendizaje, Mauricio Gutiérrez, uno de los principales objetivos de la actividad es que “los alumnos se conozcan, tengan relaciones entre ellos y se enfoquen en éstas, para así formar redes de trabajo, de equipo. Además, desarrollan habilidades blandas como la empatía, la asociatividad, la gestión del tiempo y el liderazgo”.

Los alumnos desarrollaron las tareas con entusiasmo. Arlette Sandoval, alumna de Civil Industrial, valoró el “desarrollo del ingenio para tratar de solos entender como armar el auto. Lo pasé muy bien porque se sintió mucha buena onda entre mis compañeros, es distinto cuando estás haciendo algo y escuchar risas a tu alrededor”. Rodrigo de la Puerta, también alumno de Civil Industrial, compartió esta opinión: “Fue una bonita forma de entrar a la universidad, nos sentimos apoyados y bien recibidos. Además, quiero destacar de que la actividad fue muy inspiradora con respecto de lo que se trata la carrera”.