Conoce la amplia agenda de actividades de Sonríe UDP

Tres grandes actividades están consideradas en el segundo semestre de año, entre ellas trabajos voluntarios de verano, potenciar los operativos en salud bucal y las jornadas de divulgación científica.

Por estos días, a Portada-Tomás-Ramos-y-Freddy-Sierralos dirigentes de Sonríe UDP -grupo estudiantil de la Escuela de Odontología UDP, que recientemente tramitó su personalidad jurídica- se les ve muy atareados con los preparativos de un proyecto con el Servicio Nacional de Menores (SENAME), el cual beneficiaría a cerca de 70 niños de entre 6 meses y 18 años de un hogar de acogida, en la comuna de La Pintana. Al igual que en otros operativos en salud, la idea es potenciar la prevención y la promoción, en una primera instancia, para atraerlos posteriormentea la Clínica Odontológica UDP, donde se les brindaría atención de calidad y gratuita.

“En el hogar vamos a hacer instrucción de higiene y actividades de aprendizaje de autocuidado, entre las que se cuentan algunas nutricionales, como por ejemplo qué debes comer, juegos de roles para que los niños sepan qué hace el dentista y títeres según el método Montessori. Todo lo demás –fluoración, restauración, exodoncia- se hará en la Clínica Odontológica”, explica Tomás Ramos La Rosa, Presidente de Sonríe UDP, para quien el convenio debiera firmarse a fines de septiembre e implementarse a partir de marzo del próximo año y en cuya gestación fue clave el aporte del ex Sonríe y hoy egresado Dr. Alejandro Velásquez.

Según Tomás Ramos, la idea es generar un lazo con este hogar, el cual podría extenderse a la red completa del SENAME. “El tratamiento de un niño no dura menos de un mes, incluso en un procedimiento simple como puede ser una restauración. Nuestro propósito no es llegar, hacerla, y no ver al paciente nunca más, ni menos tener un control, porque no tenemos cómo pesquisar si el trabajo quedó mal hecho o se deterioró a causa de una incorrecta salud oral”, comenta.

Similar es el propósito con respecto a la comunidad de extranjeros -entre ellos haitianos-, perteneciente a la Iglesia Corazón de María, en la calle Copiapó, en pleno centro de Santiago, iniciativa que -según Freddy Sierra, Vicepresidente de Sonríe UDP- debería concretarse entre septiembre y octubre. Para el estudiante, lo novedoso es que, aparte de brindarles información, esta actividad les permitirá enriquecerse como futuros profesionales al tener contacto con una realidad social que está cambiando en nuestro país. “Nos vamos a enfrentar a una sociedad que va a tener una inmigración mucho más potente, donde no sólo el idioma es distinto, sino también las problemáticas y las enfermedades asociadas a ellos, porque no todas las enfermedades que aquí tenemos son iguales a las que ellos pudiesen traer”, explica.

En este caso, sostienen los dirigentes estudiantiles, la idea es captar a pacientes adultos y, luego, realizar en terreno tanto las evaluaciones como las fichas clínicas de cerca de 50 personas. En esta primera instancia, será clave la participación de voluntarios de 1° y 2° años, quienes trabajarán con subgrupos de inmigrantes para garantizar la entrega de información relacionada con la prevención y promoción en salud oral, salvando las barreras idiomáticas con apoyo audiovisual y trípticos.

En tanto, el espacio para la divulgación científica será un seminario de Rehabilitación Oral en el que participarán tres docentes de la Escuela de Odontología UDP –los doctores Felipe Monteval, Roberto Hernández y Jorge Aravena-, a quienes se sumará un especialista invitado de otra universidad. Según los integrantes de Sonríe UDP, habrá varias novedades respecto de iniciativas anteriores. Por ejemplo el horario, puesto que se programará en la tarde con el propósito de asegurar una mayor concurrencia por parte de los odontólogos. También variará la forma de exponer los contenidos y se realizará una evaluación de la actividad.

Como extensión del seminario se considerará el hands on, en agenda para el día siguiente con vacantes acotadas, a las que podrán optar profesionales y estudiantes de 4° y 5° años. Según los organizadores, cada uno de los tres especialistas UDP trabajará con un grupo de 5 personas, abordando en detalle técnicas de restauración del sector anterior para “dar a los pacientes una mejor calidad de vida y una mejor impresión frente a otras personas, en cualquier ámbito”.

Para cerrar el año académico, los trabajos voluntarios de verano. En esta segunda ocasión, se concentrarán en la localidad de Vicuña, en la cuarta región, a diferencia de lo ocurrido en enero de este año, que tuvo a Alhué como epicentro del operativo odontológico de Sonríe UDP. Por lo mismo, según Freddy Sierra, los desafíos son mayores: “Probablemente, esas dos semanas no van a ser suficientes para cubrir todas las necesidades de la población, lo que nos obligaría a volver en el invierno del próximo año o en el verano subsiguiente, porque, a diferencia de Alhué, en que dimos 292 atenciones con 150 altas, en una población estimada de 5 mil habitantes, acá estamos hablando de 26 mil, por lo que creemos se va a atender cerca de 400 personas, no más”.

La experiencia de Alhué, afirman el Presidente y el Vicepresidente de Sonríe UDP, les sirvió para darse cuenta de que deben llevar a lo menos 6 sillones odontológicos, además de un equipo de rayos y un autoclave para la esterilización del instrumental quirúrgico. Saben que las autoridades del Hospital de Vicuña y de la Municipalidad colaborarán con movilización para transportarlos hacia sectores más inaccesibles, garantizando así la atención de quienes no pueden trasladarse o de quienes desconocen el derecho de acceder a este servicio de salud.

Paralelamente, participarán en la “Feria de Salud de Vicuña”, que tendrá lugar la tercera semana de enero en la Plaza de Armas y donde compartirán stand con el Centro de Salud Familiar (CESFAM) de Vicuña.